El mejor polinizador de la naturaleza

  1. Inicio >
  2. Blog >
  3. Curiosidades >
  4. El mejor polinizador de la naturaleza

El mejor polinizador de la naturaleza

¿Qué es la polinización?

Para muchos tipos de plantas es importante el transporte de polen de diferentes individuos ya que poseen barreras genéticas y fisiológicas que impiden que impiden la germinación de su propio polen.

Abeja Pecoreando
Apis Mellifera recogiendo nectar de flores

La polinización es un proceso fundamental en las plantas con flores que produzcan cualquier tipo de semillas o de frutas, se refiere específicamente al intercambio de polen entre las flores y tiene el objetivo de la reproducción. Este proceso es vital para el mantenimiento de la vida vegetal sobre la tierra y en consecuencia, con la vida de todos los seres vivos sobre el planeta.

Para muchos tipos de plantas es importante el transporte de polen de diferentes individuos ya que poseen barreras genéticas y fisiológicas que impiden la germinación de su propio polen (El manzano, melón y aguacate por ejemplo). Esto se produce debido a la necesidad de crear nuevas combinaciones genéticas en la población y asegurar la supervivencia de la especie.

El ser humano depende de las plantas para la producción de oxígeno mediante la fotosíntesis, alimentación, ropa y refugio; Es importante tomar conciencia sobre este procesos y las formas de preservarlos.

¿Por qué las abejas son excelentes polinizadores?

Las abejas son consideradas como los polinizadores más eficientes de la naturaleza, especialmente la apis melífera o abeja doméstica. Los cuerpos de estos insectos se han adaptado a través del tiempo para que cumpla con las exigencias específicas de cada planta para trasladar el polen a otras flores.

Abeja Cubierta de Polen
Abeja cubierta de polen

Muchas veces las plantas se valen de numerosos tipos de insectos que visitan las flores en busca de néctar o polen y mientras lo hacen transportan los gránulos que contribuirán a la polinización. En este aspecto las abejas resultan ser insuperables. Las abejas son consideradas como los polinizadores más eficientes de la naturaleza, especialmente la apis melífera o abeja doméstica. Los cuerpos de estos insectos se han adaptado a través del tiempo para que cumplan con las exigencias específicas de cada planta para conseguir polinizarse. Entre estas adaptaciones podemos encontrar:

  • Los pelos: Las abejas son velludas, con pelos plumosos que además poseen carga electrostática que hace que el polen se adhiera a sus cuerpos cuando se mueven al interior de las flores.
  • Equipo recolector de polen: Salvo unas pocas especies de abejas que acarrean el polen mezclado con néctar en el buche, la mayoría poseen una escopa o una corbícula. Estas consisten en modificaciones en sus patas y la presencia de pelos largos que permiten al polen sostenerse mientras la abeja vuela visitando otras flores o de regreso a la colmena.
  • Órganos sensoriales: Los órganos de la vista y el olfato de las abejas están adaptados para identificar las flores por sus colores, olores y diseños. Las antenas son órganos olfatorios y reaccionan al más mínimo cambio mientras que los ojos perciben la luz ultravioleta e identifican los diseños de las flores que sólo son visibles bajo esta luz.
  • Características sociales: Se sabe que muchos tipos de abejas que viven en colmena (como la apis melífera) visitan un sólo tipo de flor durante cada viaje, este comportamiento aumenta radicalmente la posibilidad de que las plantas se polinicen, Las abejas deben visitar miles de flores para producir un gramo de miel; Durante todo este proceso esparcen sin descanso el polen entre las flores de diferentes plantas.

Protegiendo a los polinizadores

Es de un interés general mantener grandes poblaciones de abejas en los cultivos pues la calidad y la productividad de los mismos aumenta hasta un 60% con una buena polinización, es importante sensibilizar a las personas sobre la importancia de estos insectos.

Abeja Muerta
Abeja muerta dentro de una flor por pesticidas

Las prácticas agrícolas son un verdadero peligro para todos los polinizadores, al destruir los entornos naturales donde estos animales habitan y con el uso de insecticidas se pone en riesgo su supervivencia y en consecuencia nosotros nos ponemos en riesgo.

Los herbicidas, tala de vegetación y prácticas de monocultivo afectan también a los polinizadores, éstos se quedan sin un hábitat y sin alimento durante largos periodos de tiempo disminuyendo su número.

Es de un interés general mantener grandes poblaciones de abejas en los cultivos pues la calidad y la productividad de los mismos aumenta hasta un 60% con una buena polinización, es importante sensibilizar a las personas sobre la importancia de estos insectos y los agricultores pueden contribuir a su protección haciendo uso de los siguientes consejos:

  • Seleccionar pesticidas con mucho cuidado.
  • No utilizar insecticidas cuando las flores se encuentran abiertas, si es indispensable su uso se recomienda hacerlo cuando las flores estén cerradas.
  • Dejar zonas de bosques nativos donde las plantas silvestres florezcan y brinden un hábitat a los polinizadores.

No hay comentarios aún, se el primero en comentar

Su comentario no puede superar los 500 carácteres (500 carácteres restantes)