Sobre abejas y picaduras

  1. Inicio >
  2. Blog >
  3. Curiosidades >
  4. Sobre abejas y picaduras

Sobre abejas y picaduras

¿Cuándo una abeja puede picarte?

Picadura de abeja
Picadura de abeja

Las abejas usualmente suelen picar a los humanos cuando se sienten amenazadas, a la hora de defender sus colmenas, de hecho, algunas personas podrían sufrir picaduras múltiples pues el veneno de la abeja que pica inicialmente puede atraer a muchas más; la inoculación del veneno de las abejas puede resultar muy perjudicial en la salud y crear un gran nivel de toxicidad en la víctima produciendo convulsiones e incluso la muerte.

¿Cómo ocurre la picadura y cuáles son los síntomas?

En ocasiones seguramente has escuchado que a un conocido o incluso a ti mismo, te ha picado una abeja, la picadura ocurre cuando una abeja (obrera o reina), deposita su aguijón en la piel de la víctima y contiene apitoxina el cual es un veneno que en muchos casos puede causar graves síntomas si la persona que fue picada es alérgica, esto requiere atención médica instantánea ya que las consecuencias podrían ser peores como náuseas, mareos e incluso dificultad para respirar, esta anafilaxia a su vez causa cardiopatías importantes que pueden concluir en un infarto sobre todo si la víctima sufre de la tensión. El veneno de las abejas tiene componentes de alto y bajo peso molecular que afectan en gran medida la vida de la persona que fue picada, sobre todo si es alérgica.

Síntomas leves

Sin embargo, generalmente una picadura de abeja siempre causa síntomas leves en el cuerpo humano como lo son enrojecimiento de la zona, picor, molestia en la zona afectada y un poco de inflamación acompañada de dolor, todo esto incrementará mientras más tiempo pase el aguijón dentro de la piel humana ya que sigue expulsando el veneno hasta que es retirado.

Las alergias y las picaduras de abejas.

Reacción alérgica a picaduras de abejas
Piel enrojecida por reacción a la picadura de abejas

Sólo el 15% de la población es alérgica al veneno que el aguijón de las abejas deposita en el cuerpo humano al sufrir una picadura y el 5% conlleva a un caso clínico grave si no es atendido a tiempo, por su parte el 36% de los apicultores se encuentra más expuesto a ellas.

Las zonas más sensibles.

Todas las picaduras duelen pero hay zonas más peligrosas y donde el dolor es más acentuado como por ejemplo las axilas, los genitales y las aletas de la nariz, por ser zonas totalmente delicadas y más propensas a infecciones, a menor capa de piel, mayor dolor.

Conclusión

Lo más idóneo es evitar las picaduras de las abejas manteniéndose alejados de las colmenas y por sobre todo, no molestarlas. Las abejas suelen atacar cuando se sienten amenazadas así que conviene tener un comportamiento defensivo frente a ellas. Hay que tener en cuenta que las bebidas azucaradas las atraen. En caso de una picadura conviene acudir a un especialista si se produce una reacción alérgica, de no ocurrir puede aplicar miel sobre la picadura que reducirá la inflamación.

No hay comentarios aún, se el primero en comentar

Su comentario no puede superar los 500 carácteres (500 carácteres restantes)